En torno a una enorme plaza aparece una fábrica de mezcal, las trojes, el templo de Cristo Rey, la parroquia construida en honor a la Virgen de Guadalupe y la Hacienda.

¿Porque el nombre de Bocas?

Bocas tiene ese nombre por el paisaje orográfico conformado por la vinculación de las estribaciones de la Sierra de San Miguelito y de la Sierra de Álvarez. Esta hacienda, en su momento, fue de las más relevantes de San Luis Potosí, no únicamente por su vasto territorio, sino además, por hallarse en el Valle de Arista, uno de los más fértiles de la región.

 

La Hacienda de Bocas fue fundada en 1588, cuando se firmó la paz chichimeca y como medio de defensa se instauró el fuerte de Bocas de Maticoya. Con el desarrollo de la agricultura y la ganadería en San Luis Potosí, la hacienda comenzó a crecer, puesto que justo por ese lugar pasaba el río. En 1560 esta propiedad pertenecía a Juan Caballero, y así, cambia su nombre al de Bocas de Caballero.

 

EL DATO

La antigua casa de la hacienda tiene una terraza posterior, desde donde los dueños de la hacienda ven pasar al ferrocarril y desde el interior, por sus altos torreones, se tiene la impresión de estar dentro de un castillo de la Edad Media.